Úbeda, Beltrán de la Cueva y "La Beltraneja"

20 de Agosto de 2019

Úbeda, Beltrán de la Cueva y "La Beltraneja"

 

¿Sabías que el origen del apodo "la Beltraneja" adjudicado a la infanta Juana proviene de Beltrán de la Cueva, noble, político y militar castellano natural de Úbeda?

Beltrán de la Cueva, nacido en Úbeda en 1443, hijo de Diego Fernández de la Cueva y de Mayor Alonso de Mercado. Cuando Beltrán apenas tenía 13 años, el rey Enrique IV, en su segundo año de reinado, viaja a la ciudad de Úbeda y se hospeda en la casa del regidor don Diego Fernandez, padre de Beltran. Agradecido a las atenciones recibidas, pide a don Diego llevar a la Corte a su hijo mayor, pero éste se niega, ofreciendo a Beltrán, su segundo hijo. El Rey acepta y lo hace su Paje de Lanza.

En sucesivos años, Beltrán de la Cueva es nombrado Mayordomo de Palacio y Señor de Jimena de la Frontera (Jaén), Comendador de Uclés , parte del Consejo del Rey, tenente del Castillo de Carmona y de Agreda, Conde de Ledesma, Maestre de la Orden de Santiago y Alguacil Mayor de Úbeda... En muy poco tiempo don Beltrán de la Cueva se convierte en el favorito real, desplazando a otros importante nobles como el Marqués de Villena, don Juan Pacheco.

Beltrán de la Cueva

Estas concesiones son aprovechadas por los enemigos de don Beltrán, en especial el Marqués de Villena, quienes atribuyen la causa de tantas mercedes en la paternidad de la primogénita del rey en la persona de Beltrán de la Cueva. A las sospechas de la impotencia del rey Enrique IV, se unieron las de las relaciones del ubetense con la reina, propiciando los comentarios y rumores de que la desafortunada niña no era hija de Enrique IV.

Enrique IV casó con Juana de Portugal, después de la disolución de su fracasado matrimonio con la infanta Blanca de Navarra (ya comenzaron aquí las dudas sobre su virilidad) y en marzo de 1462 dará a luz una hija, conocida como Juana "La Beltraneja".  Y es que  los veinte años de reinado de Enrique IV (1454-1474) estuvieron marcados por la tacha de "impotencia", que incidiría decisivamente en los acontecimientos posteriores, hasta el punto de que ha pasado a la posteridad con el sobrenombre de "el Impotente".

El 5 de junio de 1465 tuvo lugar la llamada "farsa de Ávila", donde el infante Alfonso, hermano del rey, fue coronado con el nombre de Alfonso XII. La debilidad de Enrique le llevó a diversas negociaciones con los conjurados. Ocurrió entonces la muerte repentina de Alfonso (1468) y las miras se dirigieron a la hermana del rey, la infanta Isabel, a quien se la proclamará como heredera en el tratado de los Toros de Guisando (19-9-1468), hecho en el que, para abrir las puertas del poder a la futura reina Católica, se reconocía la ilegitimidad de Juana "la Beltraneja".

Muerto el rey Enrique IV, estalló la guerra civil entre los partidarios de Isabel y los de Juana, casada ésta con el rey de Portugal. Finalmente la fortuna se inclinó hacia el lado de Isabel, casada con el heredero de la corona de Aragón, llegando al tándem Isabel-Fernando, los Reyes Católicos, que sentaron las bases de la España que llega hasta nuestros días.

Si hacemos un juego de futurología, como dice Aurelio Valladares en su articulo para la revista Ibiut: "¿Qué hubiera ocurrido en España de no haber existido Beltrán de la Cueva? Si la infanta Juana no hubiera sido tenida por "Beltraneja", ¿habría llegado a ser reina Isabel? El matrimonio de Isabel y Fernando llevó a la unión de Castilla y Aragón, quedando a un lado Portugal. De haber sido reina de Castilla (que era lo más normal) Juana, casada con el rey de Portugal, ¿la España de hoy no sería Castilla y Portugal, con posible capital en Lisboa, y quien habría resultado aislado sería el territorio perteneciente a la corona de Aragón? ¿La conquista de Granada y el descubrimiento de América se hubieran producido? "

Lo que sí parece cierto es que el ubetense Beltrán de la Cueva contribuyó  a que la historia de España haya sido lo que fue y no lo que pudo haber sido.

Este personaje es uno de los muchos que podrás conocer en nuestras visitas guiadas diarias a la ciudad histórica de Úbeda.

 

 

Entendido

Nuestra web utiliza cookies. Más información aquí.