La obra de Andrés de Vandelvira (II) – en Jaén

17 de Junio de 2019

 

Andrés de Vandelvira dejó su inconfundible sello en la capital de la provincia en dos genialidades arquitectónicas: la Catedral y la portada de la Iglesia de San Miguel.

  • La Catedral de Nuestra Señora de la Asunción

En 1554, Andrés de Vandelvira es nombrado Maestro Mayor de Obras de la Diócesis de Jaén, y llevará a cabo la construcción de su gran proyecto, la Catedral de Jaén, al que se dedicará hasta su muerte.

Las obras habían sido iniciadas por el maestro Pedro López en tiempos del Obispo Alonso Suárez de la Fuente del Sauz (1500-1520), quedando paralizadas poco tiempo después y retomadas por este excelso arquitecto. Si bien no finaliza el proyecto (lleva a cabo la construcción de las capillas del ángulo sureste, del crucero, así como de la sala capitular y sacristía), sí es cierto que Vandelvira logra crear un proyecto unitario en estilo renacentista que después sería respetado por los maestros que le sucedieron en la dirección de las obras (entre otros, Juan de Aranda, Eufrasio López de Rojas, José Gallego y Ventura Rodríguez).

En este templo introduce Vandelvira todo un nuevo programa de arquitectura clásica renacentista, compuesto por la Sala Capitular (1556), la Sacristía (su obra maestra, terminada en 1577, dos años después de la muerte del maestro), la Antesacristía, el Panteón (actual Museo), varias capillas laterales en el sector sureste y el crucero, con su portada sur.

Catedral de Jaén

  • La portada de la Iglesia de San Miguel

En la Calle Misericordia se encontraba la fachada de la iglesia de San Miguel, del siglo XVI (la cartela de la portada informa de que se acabó en 1561 bajo el patrocinio del Obispo Diego de los Cobos) y de diseño vandelviriano. La portada fechada en 1560 permaneció incólume tras la demolición del edificio hasta que en 1919 se trasladó al patio del Museo Provincial Fue desmontada en 1919 para su mejor conservación por el arquitecto Antonio Flórez Urdapilleta, y trasladada al Museo Provincial de Jaén, que es actualmente donde se encuentra. Los restos de la iglesia se encuentran integrados en otras construcciones. La historiografía, tradicionalmente, ha vinculado esta portada de San Miguel con Andrés de Vandelvira. Quizás de los primeros investigadores en hacerlo fue el deán Mazas en 1794: “Las iglesias de parroquias se hallan en aquel pobre estado de su fundación, excepto alguna portadita arreglada que se añadió después como la de San Miguel por mano, o dirección de Vandelvira (...)”. Aunque se desconocen, hasta el momento, referencias documentales sobre el encargo, la formulación arquitectónica apunta directamente como autoría de Andrés de Vandelvira.

Portada Iglesia de San Miguel

A su muerte en 1575, Vandelvira, por expreso deseo, fue enterrado en una cripta de la iglesia de San Ildefonso de Jaén. Actualmente hay una placa en el lugar donde yacen sus restos, aunque no se trata del lugar original donde fue enterrado, que fue alterado con el cambio de posición del camarín de la Virgen de la Capilla a principios del siglo XVII.

Presidiendo la Plaza de San Francisco y a las espaldas de la Catedral que el mismo concibió, encontramos una gran escultura de bronce dedicada a la memoria del arquitecto más importante de la provincia de Jaén. Su rostro refleja sus dos mayores cualidades: honradez y entrega al trabajo. En la base aparece una placa con un texto que reza: Todos los hombres sabios enderezan sus obras a ganar fama en este mundo y gloria en el otro.

Entendido

Nuestra web utiliza cookies. Más información aquí.